Tesis sobre los Landmarks

    Tesis sobre los Landmarks

    Tesis sobre los Landmarks
    Tesis sobre los Landmarks

    …Proviene del siguiente link…

     

    TESIS SOBRE LOS LANDMARKS

    La filosófico-religiosa, la legalista y la historicista-escéptica:

     

    La tesis Filosófico-Religiosa

    La Masonería operativa inglesa era una hermandad católica, constructora de edificios sagrados y de esencia religiosa. Su carácter sagrado se ha conservado en la especulativa desde su organización por Anderson. Albert Pike sostenía que “la masonería no es una religión. Pero enseña y conserva en toda su pureza los dogmas cardinales de la primitiva fe, que subyacen fundamentalmente en todas las religiones”. El Hermano Newton propuso una definición de los Landmarks como los portadores de: “El patronazgo de Dios, la hermandad entre los hombres, la ley sagrada y la esperanza en la vida eterna”.

    Si los Landmarks fuesen verdad revelada o dogmas cardinales, la masonería (según Touvia Goldstein) tendría un cuerpo doctrinal equiparable al de algunas religiones porque: “Cree y venera a Dios (G.A.D.U.) y éste es el primer Landmark aceptado en todas las listas. Tiene ritos, rituales, catecismos y otras manifestaciones similares a la Religión. La concepción social en la orden es jerárquica. Tiene un lenguaje propio y críptico para el profano. Tiene templos para ejercer su veneración y ceremonias” Por último y fundamental, tendría unos dogmas revelados en los que sostendría su doctrina.

    Muchas Logias regulares viven las tenidas como actos religiosos y tienen a Hiram en su santoral particular. Para los hermanos que defienden esta tesis, los Landmarks son algo más que universales, inalterables, irrepetibles y de antigüedad inmemorial. Son verdades reveladas por el GADU al hombre desde tiempos remotos y transmitidos de maestro a maestro a través de muchas generaciones. Para ellos, los Landmarks son un medio de transmisión de los valores éticos, filosóficos y religiosos de nuestros mayores. De cada lista se pueden extraer enseñanzas. La precisión del mensaje no es importante porque se transmiten misterios y estos, por su naturaleza, no son claros. Aunque algunos filosóficos aceptan la lista de Mackey, la lista verdadera de dogmas válidos les crea un problema.

    Para ellos, la masonería, si no es una institución religiosa está muy cerca, ya que colabora con las religiones en el progreso moral de la humanidad, siendo esta la base trascendente de la institución, conciben la Masonería como una práctica “ampliada” de su religión, algo así como un culto complementario.

     

    La tesis Legalista

    Para los legalistas, la “irregularidad” no tiene que ver directamente con los Landmarks, sino con el cumplimiento de las normas, esto es de las constituciones y los reglamentos de la Gran Logia. Consideran a los Landmarks solo como la base del derecho masónico por lo que el origen y la antigüedad son menos importantes que su aceptación. Roscoe Pound, –profesor de derecho– el padre de la tesis legalista, escribió: “tanto si usamos el término Landmarks como si no, coincide con la idea que se nos ha hecho familiar bajo ese nombre”. Pero se refería solo a los 7 de su lista. Esta tesis tiene la dificultad de encontrar una lista con universalidad. Porque los Landmarks regulares, universales e inalterables son:

    —3, para Alexander Bacon, Chetwode Crawley, para la Gran Logia de Michigan y para Albert Pike.

    —5, para Carr.

    —6, para la Gran Logia de Nueva York.

    —7, para Roscoe Pound, para la Gran Logia de Virginia y para el cubano Carlos Betancourt.

    —8, para la Gran Logia de Nueva Hampshire y la de Virginia Occidental.

    —9, para Findel.

    —10, para la Gran Logia de Nueva Jersey.

    —12, para Mac Bride y para la Gran Logia Regular de Portugal.

    —15, para John Simons, para la Grand Logia de Tennessee y la Connecticut.

    —17, para Rob Morris y la lista antigua de la Gran Logia de Kentucky.

    —19, para Luke Lockwood.

    —20, para a Gran Logia Occidental de Colombia, con sede en Cali.

    —24, para la Gran Logia de Louisiana.

    —25, para Mackey y Chalmers Paton y también para la Gran Logia de Massachussets.

    —26, para la Grand Logia de Minnesota.

    —29, para Henrique Lecerff.

    —31, para el Dr. Oliver (mas sus 10 obsoletos).

    —39, para la Gran Logia de Nevada.

    —54, para H. G. Grant que es la lista actual de la Gran Logia de Kentucky.

    Aunque la lista más aceptada es la de Mackey esto no es mucho decir; ya que de las 51 grandes logias americanas solo 5 la reconocen, 3 consideran los Old Charges como Landmarks, 9 tiene adoptada una lista propia (todas diferentes), 19 no se pronuncian sobre los Landmarks e incluso la Gran Logia de Virginia la rechaza expresamente en sus constituciones. Pero la lista de Mackey es la única aceptada universalmente por todas las Grandes Logias Prince Hall, lástima que la G.·. L.·. E.·. no les reconozca.

    El mismo Pound dice que es una temeridad usar como ley algo tan difuso. Pero llega a considerar su lista de Landmarks, como principios inspiradores constitucionales (según el derecho anglosajón) del derecho masónico.

     

    La tesis historicista-escéptica

    Según esta tesis, la historia demuestra que palabra Landmark no se usó en masonería antes del siglo XVIII, que la definición de Mackey es reciente y no universal, que ninguna de las listas es aceptada por la mayoría de las grandes logias, que ninguna lista de ellos pasaría las pruebas (definidas por MacKey) para ser considerados Landmarks y que las listas de Landmarks no son inmutables sino que por el contrario cambian mucho.

     

    En resumen, que no hay ninguna lista REGULAR ni ANTIGUA ni generalmente ACEPTADA de lo que pueden ser los Landmarks o límites.

    Las Grandes Logias vinculadas al Llamamiento de Estrasburgo, entre ellas la Gran Logia Simbólica Española no reconocen validez a ninguna de las listas de Landmarks, considerándolas una invención romántica americana de la segunda mitad del siglo XIX, y accesorias en masonería.

    El Llamamiento de Estrasburgo fija la esencia de la masonería en el método masónico, en la definición de “La logia Justa y Perfecta” y en la defensa de la libertad de conciencia