Un masón inglés en Vitoria, por Darren Lorente

Un masón inglés en Vitoria, por Darren Lorente

Darren Lorente, Javier Otaola
Darren Lorente y Javier Otaola en Vitoria

Tuve el enorme privilegio de ser invitado a una tenida masónica por la R. L Manuel Iradier número 26 en el Oriente de Vitoria Gasteiz.

Como profano esta fue mi primera visita al país Vasco y debo decir que quedé prendado de sus encantos. Vitoria es una ciudad elegante y encantadora y su aire medieval fue un contexto perfecto para mi visita. Masónicamente era la primera vez que visitaba una logia de la Gran Logia Simbólica Española y la primera vez que tenía la oportunidad de visitar una logia fuera de territorio británico y además de observar una ceremonia de iniciación según el REAA.

En la masonería regular a la que pertenecí en Inglaterra durante varios años practicábamos el ritual de Emulación según es costumbre en las logias bajo la jurisdicción de la Gran Logia Unida de Inglaterra y en mi logia actual en el Derecho Humano Federación Británica practicamos el ritual Lauderdale creado por la teósofa Ana Besant que combina elementos del REAA con algunos del ritual de Emulación así como una serie de elementos propios; con estos antecedentes el estilo de trabajo de la Logia Manuel Iradier era para mí algo realmente novedoso y acudí expectante, lo que vi no me decepcionó, esta tenida masónica quedara siempre en mi recuerdo. El trabajo en logia fue conducido de manera impecable por el Venerable y sus oficiales y las hermanas que ejercían de Maestro de Ceremonias y Experto cumplieron sus oficios con una elegancia y una flema maravillosas. Muchas cosas me impresionaron pero lo que más me llamo la atención fueron las preguntas abiertas y espontáneas que se le hicieron al candidato durante el pase de venda, unas preguntas que le dieron que pensar y que contrastan enormemente con las preguntas estandarizadas y preparadas que usamos en nuestros rituales ingleses. No me cabe duda alguna de que este ritual impactó al neófito y claro, este es el objetivo de la ceremonia.

Masonería de España
Trabajos masónicos en Manuel Iradier

Tras la iniciación un hermano leyó una plancha magnifica en la que abordaba el tema de la inmigración y de la alteridad desde un enfoque muy original y creativo que no le restaron ni un ápice de solemnidad a los temas que trataba con su plancha. —‘Vaya nivel’ —pensé, nervioso, antes de leer mi plancha que versaba sobre mi itinerario masónico y sobre la situación de la masonería liberal y adogmática en Inglaterra, que espero fuera de interés para los presentes aunque fuese solo por lo exótico de su contenido.

Una vez se cerraron los trabajos de la logia fuimos a celebrar el ágape fraterno. El sol del norte y un hermoso cielo azul despejado nos acogieron tras dejar el templo. El ágape se celebró en un restaurante local. Creo que no desvelo ningún secreto si digo que la gastronomía vasca es de las mejores del mundo y esto en si mismo ya era causa de celebración para mí. El hermano Orador, Javier Otaola, que comparte conmigo un pasado en la masonería regular y que por tanto estaba más que al tanto de las costumbres de hacer brindis masónicos de la masonería regular —llamados en ingles craft fires o literalmente fuegos o cañonazos gremiales— adornó algunos brindis con estos craft fires durante el ágape para regocijo de todos los presentes. Fue una jornada magnifica. Supuestamente algunos de los presentes continuaron en el espíritu lúdico del ágape y acabaron tomando copas por Vitoria hasta que amaneció pero quizás esto solo sean rumores, uno nunca puede estar seguro de si esto sucedió realmente, la Masonería gusta de mezclar lo factual con lo mitológico.

Los masones españoles se ven mas como herederos de la Ilustración del siglo XVIII.

Descubrí muchas cosas en esta tenida, la principal que nuestra fraternidad es universal pero también que la diversidad masónica en cuanto al enfoque que cada obediencia pone en su práctica masónica responde a factores históricos y culturales. En Inglaterra el enfoque es más bien esotérico, espiritual e historiográfico y esto se debe a que a pesar de que la masonería en Inglaterra ejerció su influencia en instituciones como la Royal Society también posee una corriente de antítesis al Empirismo que nos ha llevado hoy a un positivismo casi fanático como el de Richard Dawkins. En Inglaterra como en muchos otros países de occidente hay un resurgir espiritual, una hambruna por lo metafísico y esto se refleja en parte en el enfoque dado a la masonería en este país. En España, a causa de su propia historia y por la, a veces difícil, relación entre la iglesia y la modernidad la masonería española se siente obligada a auto-exigirse una validación filosófica y social. Quizás los masones ingleses se sienten más hijos de los masones operativos medievales y de sus místicos rituales de admisión mientras que los masones españoles se ven mas como herederos de la Ilustración del siglo XVIII. De todas las maneras ambas tendencias convergen en el método masónico como transformación personal y exploración ontológica. La diversidad es lo que nos hace aprender unos de otros, la unidad lo que nos permite seguir siendo hermanos y hermanas.

Quisiera aprovechar estas líneas para saludar cariñosa y fraternalmente a mis queridos hermanos y hermanas de la Respetable Logia Manuel Iradier, a los que espero ver pronto, compartiendo trabajos ocupando nuestros lugares entre las columnas quizá en Londres, quizá en Vitoria, o en cualquier otro taller de libres constructores en el que hombres y mujeres se reúnen para levantar un edificio de sabiduría, fuerza y belleza.

Darren Lorente

R.L Maa Kheru 975

Federacion Britanica del Derecho Humano