El Liceu Escolar de Lleida

El Liceu Escolar de Lleida

Liceu Escolar
La sede del Liceu Escola de Lleida, en la calle Blondel

Inspirados por la obra y el pensamiento de Francesc Ferrer i Guàrdia, con la intención de introducir un modelo pedagógico basado en la Escuela Moderna, en la Libertad, en la Igualdad, en la ayuda mutua y en el trabajo cooperante, los Maestros Frederic Godàs y Victorina Vila decidieron abrir una institución educativa en la ciudad de Lleida en 1906, llamada El Liceu Escolar.

La escuela, que tuvo colaboradores tan notables como Humbert Torres, tuvo una excelente aceptación por parte de la ciudadanía ilerdense creciendo de forma sostenida el número de alumnos, alcanzando las 500 plazas tras su fusión con la Academia Sant Lluis. En 1911 Victorina Vila emprendió, con el mismo proyecto pedagógico, la escuela femenina Minerva.

Escuela Moderna Lleida
Membrete del Colegio Minerva.

Después de necesitar dos traslados de sede, Godàs y Vila decidieron instalar la escuela en una nueva sede en la céntrica calle Blondel, diseñada arquitectónicamente para potenciar la cooperación y transversalidad entre todos los alumnos.

Liceu Escolar
La sede del Liceu Escola de Lleida, en la calle Blondel

A lo largo de los siguientes años, el Liceu abrió delegaciones en distintas poblaciones leridanas, en un interés de aplicar un modelo escolar novedoso, que trataba a sus alumnos con total igualdad a pesar de las diferencias sociales que se mantenían en una provincia con una sociedad compuesta, de forma importante, de  payesía y labranza.

En 1920 su fundador, Frederic Godàs, murió en Francia, y el Liceu -manteniendo el ejemplo de su praxis docente- trasladó su dirección al equipo de profesores que trabajaba en cooperación directiva en el mismo centro.

Maria Riu Esqué y Gabriel Pernau
La imagen de Maria Riu, icono del bombardeo del Liceu

El día 2 de noviembre de 1937 la aviación fascista italiana bombardeó el centro escolar, muy identificado con la causa republicana, destruyendo hasta los cimientos el edificio escolar, el mercado cercano y las viviendas cercanas, muriendo alumnos, docentes y ciudadanos en una cifra cercana a las 700 personas. El franquismo silenció durante años el bombardeo civil, desapareciendo  los registros de entrada en el cementerio, y el tomo correspondiente en el registro de defunción del Ayuntamiento de Lleida, la Paeria.

En el año 2006 la Paeria conmemoró el aniversario del bombardeo con una escultura titulada Memòria, Dignitat i Vida, de Agustí Ortega, emplazada en la ubicación exacta donde el Liceu Escolar atendió centenares de alumnos, en una ciudad que aún recuerda a sus fallecidos.