Celebrando la masonería liberal y adogmática en el Reino Unido

Celebrando la masonería liberal y adogmática en el Reino Unido

Darren Lorente y Julian Rees y Javier Otaola
De izquierda a derecha Darren Lorente y los escritores Julian Rees y Javier Otaola en la sede del Derecho Humano, Federacion Britanica. Notese de fondo la fotografía enmarcada de nuestra Venerable fundadora Annie Besant.

¿Qué mejor manera de celebrar 300 años de Masonería especulativa que asistiendo a la adopción de un Louveton? Pues eso es exactamente lo que sucedió en la Scottish Lodge número 884 del Derecho Humano, Federación Británica, en este Julio pasado.

La Scottish Lodge número 884 fue consagrada en 1927 por Annie Besant y dedica sus trabajos al estudio y promoción de los antiguos rituales de la masonería. No en balde esta Logia es la única de la federación que practica el antiguo Ritual Escocés, rito que a mi personalmente me recordó al rito de emulación que se practica en las logias de la Gran Logia de Inglaterra. Un ritual de sabor añejo que a la vez es pragmático y funcional.

Esta ceremonia de adopción del Louveton tan especial ya es, en sí misma, una celebración poco usual y muy emotiva pero es que además tuvimos el honor de contar con varios invitados de honor de la Gran Logia Simbólica Española. Varios miembros de la Logia Obreros de Hiram 29, de la Logia Bentayga 68 y de la Logia Manuel Iradier 26 nos honraron con su visita. Fue una Tenida hermosa donde el hijo de un Querido Hermano fue recibido en Logia abierta. Y para completar lo que ya era una ceremonia muy bonita y fraternal, miembros de las logias Obreros de Hiram, Bentayga y Manuel Iradier presentaron sus saludos fraternales al Venerable Maestro y sus Oficiales, presentándole unos bonitos regalos con los que conmemorar su visita. Estos masones Españoles fueron al su vez recibidos con un fuerte abrazo por el Venerable de la logia. El Ágape Fraterno fue una ocasión muy especial y los Queridos Hermanos de la Scottish Lodge prepararon un banquete digno de una boda. Y por si fuese poco, el tiempo nos acompañaba y el calor del verano ingles -siempre tan veleta e impredecible- hizo acto de presencia haciendo la ocasión aun más entrañable.

Visitar otras logias y obediencias masónicas es uno de los mayores placeres que yo personalmente encuentro en la masonería

Una semana después de esta tenida tan memorable de sabor internacional el Querido Hermano Javier Otaola y yo visitamos otra logia del Derecho Humano Federación Británica: la logia International Concord 977 que practica el ritual Georges Martin, ritual que se corresponde casi enteramente con el REAA que se practica en tantas logias del continente Europeo. La logia International Concord 977 levantó columnas en 1943 y trabaja bajo el lema “Post Tenebras Lux” en pos de las relaciones internacionales. Esta Logia, fundada durante los turbulentos años de la segunda Guerra Mundial, tenía como objetivo ofrecer la fraternidad masónica a todos aquellos masones que ya no podían practicar la masonería en sus países de origen. Algunos de los presentes a la consagración de esta logia escribieron después lo extraño que fue realizar los trabajos en logia mientras que los bombardeos aéreos alemanes causaban estragos y pandemonio en las calles. La Logia ha tenido una selección muy variada de miembros a lo largo de su historia, desde un monje Tibetano a varios oficiales del ejercito Polaco por ejemplo. Curiosamente coincidimos con más visitantes del país vasco en esta tenida, que fue seguida de la barbacoa anual que organiza esta Logia para recaudar fondos para la caridad Soutien Pour l’Enfance en Souffrance.

También y durante el mes de Julio, Javier Otaola honró a mi Logia, Maa Kheru 975, con su visita. Maa Kheru 975 fue consagrada en 1939 y dedica sus trabajos a la búsqueda de un estado elevado de consciencia a través del método masónico. Esta logia trabaja bajo el lema Lux Intima, Lux Luceat. No hicimos trabajo ritual en aquella ocasión, ya que ésta era la última tenida antes de la pausa estival, pero se leyeron dos planchas: una de ellas, sobre las influencias del Neo Platonismo en la masonería, que me pareció muy estimulante. Durante el ágape fraterno, los Queridos Hermanos Javier Otaola y Julian Rees -ambos escritores y masones de renombre- tuvieron ocasión de conocerse y charlar entre copas de vino sobre sus variadas carreras masónicas.

Visitar otras logias y obediencias masónicas es uno de los mayores placeres que yo personalmente encuentro en la masonería y aunque mis circunstancias me impiden viajar lo que quisiera viviendo en Londres, siempre tengo la oportunidad de ser testigo de la fraternidad universal que une a todos los masones del mundo sin distinción. Es especialmente importante en mi opinión que las 90 obediencias masónicas suscritas a CLIPSAS y al Llamado de Estrasburgo tengan siempre relaciones fraternales: cuanta más inter-visitación entre obediencias, mejor, en mi opinión. Restablecer la cadena de unión es uno de los objetivos propuestos por CLIPSAS y un objetivo que a mi me parece simplemente admirable y de una importancia extrema. Mientras que la masonería regular es capaz de mantener su unidad, en la masonería liberal la fragmentación y división parecen ser ley de vida. Por ello es muy importante que seamos conscientes de que la unión hace la fuerza. No importa si algunas obediencias enfocan su trabajo masónico en lo esotérico, lo espiritual, lo social o lo filosófico… Tenemos más cosas en común que nos unen, que cosas que nos desunen.

La masonería liberal y adogmática necesita una voz, una presencia en el mundo ya sea a nivel digital o de palabra impresa que la permita ser escuchada y mas aun en países de habla inglesa donde el peso de la masonería regular se hace notar mucho mas que en el continente Europeo. Pero para que podamos conseguir tener esa voz es necesario que poseíamos cierta unidad… no me refiero con esto, claro esta, a una unificación a nivel de organización con un solo Gran Maestro por ejemplo, si no a una unidad en el sentido de ser todas obediencias liberales y adogmáticas.

¿Es esto un sueño?

Podremos conseguirlo entre todos a pesar de la distancia geográfica, las barreras culturales y los distintos énfasis que diferentes logias y obediencias ponen en su trabajo masónico? Yo espero que sí, y de momento me alegra enormemente poder participar en tenidas como las que describo en este pequeño articulo.

May God preserve the Craft

 

Darren Lorente

Maa Kheru lodge 977 (British Federation of Le Droit Humain)